AMIJYY Kehila Congregacion Jadesh Yameinu Yeshua

Carta del filosofo Aristoteles al emperador Alejandro magno

Carta del gran filosofo Aristoteles

 Hay un documento que se encuentra resguardado en la Biblioteca nacional de Francia (Rajmé Haab 48; recopilado de Hamaor, tomo 2, pág 377.  ) El autor del pergamino es el *filósofo Aristóteles y está dirigida a su alumno Alejandro Magno:

Toda mi vida me ocupé de la filosofía. He juzgado y evaluado todo, de acuerdo a mi lógica. Mediante esta manera de ver las cosas, he escrito infinidad de libros, y quiero declarar que todos aquellos que los hayan leído se estremezcan al saber que ahora me arrepiento de todos los conceptos que he vertido en mis obras filosóficas.

Últimamente he tenido contacto con los sabios judíos, y me han mostrado claramente la Mano de D-os en la Torá de Moshé, la que recibieron en el Monte de Sinaí. Mi corazón se ha visto atraído hacia esas tan sabias y profundas palabras. A través de lo que está escrito; a través de sus letras; a través de los Nombres Sagrados que emanan de ella, he descubierto la Verdad. ¡Qué tonto he sido! ¡Cómo no me había dado cuenta antes! Porque todo lo que rodea a la persona en este mundo está lejos del alcance de la mente humana, y cuando me puse a investigar en la religión de los judíos, he comprobado que toda ella está basada firmemente, no como la filosofía de los demás pueblos del mundo, que trata de sostenerse sobre teorías inciertas y oscuras.

Querido alumno Alejandro: el más grande y poderoso de los emperadores. No te dejes llevar por lo que está escrito en mis libros anteriores ni en los libros de los demás filósofos. Si yo pudiera, juntaría todas esas obras de filosofía que se reparten en todo el mundo, y las quemaría, para que nadie se guíe tras ellas, no lo puedo hacer ya que se encuentran esparcidos por doquier. Yo se que recibiré un severo castigo de D-os porque he pecado e hice pecar a los demás con mis ideas erróneas. Por eso, hijo mío, quiero aclarar ante ti y ante todo el mundo, que la mayoría de las teorías que emanan del razonamiento humano, son falsas, pues mucho más y más elevado es el Pensamiento del Creador.

Tuve la mala suerte que mis libros invadieron todo el mundo occidental. Pero quiero afirmar categóricamente que todas mis obras no sirven ni para ser consultadas, y que toda la ciencia filosófica carece de sentido alguno. Ahora estoy libre de toda culpa, porque he pecado sin darme cuenta. ¡Pobres de los que recuran a la filosofía, porque irán del Camino Correcto hacia las tinieblas!

Quiero que sepas que, lo que los Sabios Judíos me han mostrado, ya lo había escrito el Rey Salomón de Israel, en sus proverbios: “Cuídate de las ideas extrañas, como te cuidas de la mujer extraña…” y agrega: “No desvíes tu corazón por esos caminos… porque el que se aleja, ya no regresa”. ¡Pobres de los ojos que vieron esto, y de los oídos que esto escucharon…! ¡Ay de mí! ¡Cómo he desgastado mi vida y desperdiciado mis días con palabras tan perjudiciales, que para nada sirven; que ni agregan ni quitan nada! ¿Para qué quiero que digan de mí que soy muy famoso por haber escrito tantos libros? ¡Hubiera preferido que mi nombre figure en los libros de Torá, que en los de los ateos! ¡Prefiero morir ahogado, que publicar libros de esta clase! Porque los que se identifican con la Torá irán de la Luz, a la Luz de la Vida Eterna. Y los que siguen la filosofía caerán en la oscuridad total hasta los más profundos abismos. Y yo seré unos de ellos… Todo esto no te lo he escrito antes, porque temía que te enfurezcas conmigo, y me castigues duramente. Estoy seguro que cuando esta carta llegue a ti, yo ya estaré yaciendo en un féretro.

 el rabino Shaul ya nos habia advertido en col.2:8 "Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo

Realmente nosotros no necesitamos traer pruebas de otras culturas. Solamente queremos transmitir el siguiente mensaje: si la luz de la Toráh logró abrir los ojos de un gentil, que descubrió que la verdad está en la Toráh. ¡Imaginemos cuánto puede hacer por nosotros! Lo único que necesitamos hacer es comenzar a estudiarla y su luz iluminará nuestras vidas para que podamos encontrar a Hashem en todos nuestros caminos. 

Prov. 23:36

Hijo mío, dame tu corazón y observen tus ojos mis caminos.

 

* Aristóteles (384 a. C.-322 a. C.) fue un polímatafilósofológico y científico de la Antigua Grecia cuyas ideas han ejercido una enorme influencia sobre la historia intelectual de Occidente por más de dos milenios se ha significado como uno de los filósofos más importantes de todos los tiempos y ha sido uno de los pilares del pensamiento occidental. Sus obras, escritas hace más de dos mil trescientos años, siguen ejerciendo una influencia notable sobre innumerables pensadores contemporáneos y continúan siendo objeto de estudio por parte de múltiples especialistas. La filosofía de Aristóteles constituye, junto a la de su maestro Platón, el legado más importante del pensamiento de la Grecia antigua.