AMIJYY Kehila Congregacion Jadesh Yameinu Yeshua

mujerees netzeritas

CLASE PARA MUJERES NETZARITAS

Por Bibiana R. Hayyim

Parte 1 de 3

Desarrollando bináh por medio del estudio de la Torah

 hablemos de la habilidad que la mujer trae consigo relacionado con el principio hebreo de “binah” o discernimiento.

Esa habilidad natural necesita, no obstante, ser entendida, desarrollada y usada de forma apropiada.

¿Cómo puede la mujer desarrollar “binah”?

Tres fuentes son críticas en ese proceso: La Torah, la Tefilah ( Oración) y los Masim Tovim ( Buenas Obras) o Tzedakah (Obras de justicia).

Sin una relación especial con la Torah, la oración y las buenas obras, esa habilidad de la mujer permanecerá dormida en ella y no se desarrollará como el Eterno desea.

El potencial está dentro de nuestras almas, pero hay que desarrollarlo por medio del estudio de la Torah, sobre todas las cosas. Este será el tema que nos ocupará en esta clase.

La Torah:

Es necesario estar en contacto con la Torah porque es ella la que nos presenta el punto de vista de Dios de lo que es bueno y lo que es malo, lo que es puro y lo que impuro, lo que es verdadero de lo que es falso, lo que es real de lo que es aparente.

Dicho en otras palabras: La Toráh es lo que nos permite desarrollar el conocimiento real de todas las cosas que entran en contacto con nosotros o que nosotros entramos en contacto.

Con un conocimiento profundo de la Torah, tanto de su letra como de su espíritu, la mujer es capaz entonces de aplicar “binah” dentro de los parámetros de la Torah para definir, categorizar, explicar y aplicar correctamente los recursos que tenemos para cada nueva situación que enfrentamos.

Es imposible cultivar “binah” desligadas de la Torah y eso requiere de cada una de nosotros un esfuerzo especial por la disciplina del estudio de la Torah.

Cuando nuestra mente y nuestro corazón está imbuido en Toráh, los principios que de la Toráh emanan, guiará nuestra habilidad de “binah” para ver con claridad la verdad y la realidad de cada situación en que nuestros esposos se encuentren, nuestros hijos o nosotras mismas.

Es evidente que usado bien, la habilidad de bináh con la que el Creador nos ha dotado, es un regalo maravilloso para nuestros esposos, hijos, comunidad y país en general.

Sexualidad

En el mundo occidental que define la cultura en la cual vivimos, uno de los aspectos más difíciles de manejar es el tema de la sexualidad.

Demás está decir que nuestra cultura tiene obsesión por la sexualidad.

Sea en películas, revistas, anuncios, telenovelas, centros de educación, etc., por donde quiera que miramos, nos encontramos con la obsesión de la sexualidad. Prácticamente no hay escenario donde dicho tema no tenga centralidad.

En el judaísmo, la sexualidad es también un asunto extremadamente serio y posiblemente donde mayor profundidad y goce existe porque añade un ingrediente quenormalmente falta en el resto de las culturas: la espiritualidad.

En una pareja de santos, la espiritualidad es una de las formas de expresar no solo la realidad espiritual de nuestras vidas, sino la santidad compartida de la pareja.

Dicho en otras palabras, por medio de la intimidad sexual, la pareja expresa no solamente su amor, sino su santidad.

Debido a esto, en el judaísmo bíblico y especialmente en el netzarita, la mayor potencialidad de desarrollo espiritual se da en la intimidad de la pareja.

Y esa espiritualidad y santidad afecta luego positivamente, los hijos y el resto de la familia y la comunidad.

En la intimidad, los valores espirituales, emocionales y físicos de la pareja se entregan mutuamente en su máxima expresión. Desde el punto de vista de la Torah, la relación íntima entre esposo y esposa no solamente debe ser visto como una a nivel físico,

porque eso es solamente animal, como el resto de las criaturas que nos acompañan en la tierra.

Además de lo físico, hay un lazo emocional y espiritual que debe estar presente en la vida compartida de la pareja, no solamente cada día que viven juntos, sino sobre todo, cuando están juntos en intimidad.

Una pareja que disfruta su intimidad a nivel físico, emocional y espiritual difícilmente se romperá.

Solo cuando se encuentra lo que llamamos “alma gemela” podemos realmente disfrutar de esa triple unión: espiritual, emocional y física.

Mientras la pareja no disfrute de esos tres componentes en la intimidad, no se tiene realmente el alma gemela.

¿Qué es el alma gemela?

La tradición judía define el concepto de la siguiente manera:

Cuando Dios une a un hombre y a una mujer, cada uno, incluso desde antes de su nacimiento, posee solamente la mitad de su alma.

La otra mitad la posee su cónyuge. Buscar esa alma gemela, encontrarla y unirla es un milagro del Cielo. Mientras esa otra “mitad” no se encuentra, la persona la anda buscando, añorando, suspirando, hasta que por fin, aparece en el escenario.

Algunos la encuentran relativamente fácil, otros cuesta un poco más de trabajo, otros luego de años de búsqueda y sofocos, pero al final, el Eterno concede a cada uno su alma gemela ideal.

Esa otra parte, cuando llega, no causa discusiones, escándalos, incoherencias, pleitos, rechazos, sino que trasmite un ambiente de cariño, comprensión, amor, pasión, deseo y anhelo de estar con la otra parte, respeto, complemento y un sin número de hechos relacionados que hace posible la relación íntima no solamente a nivel físico, sino también y sobre todo, emocional y espiritual.

La realidad del alma gemela, desde el punto de vista netzarita es como sigue:

Adám fue creado una sola alma. Cuando Eva fue creada, Dios tomó por así decir, el alma de Adám y la partió en dos, una parte en Eva y otra parte en Adám.

La unión de ambos, no solamente como marido y mujer sino ahora en la intimidad,da oportunidad a que esas dos almas en cuerpos separados, vengan a ser una sola.

Cuando un hombre y una mujer tienen relaciones íntimas, hay un intercambio de almas en la relación. El uno viene a ser parte del otro y viceversa.

Idea Equivocada

Una idea equivocada de esto viene por la tradición que afirma que el alma es inmortal.

Se piensa, equivocadamente, que siendo el alma inmortal, pre-existe en algún lugar antes del nacimiento. Cuando una persona nace, esa alma se parte en dos, una mitad queda con ella y la otra mitad se da a la persona que será su compañero o compañera

en la vida. Luego, cuando se tiene la relación íntima, las dos almas se unen y eso causa un nivel de espiritualidad.

No es así realmente. No hay tal cosa como pre-existencia del alma o inmortalidad delalma.

El único que tiene inmortalidad es HaShem, como está escrito en nuestros libros: “Al único que tiene inmortalidad, a quien ningún hombre ha visto ni puede ver, sea honor y gloria por los siglos de los siglos”. ( Rav Shaul de Tarso en I Tim. 6:16)

La realidad es que cada hombre que viene al mundo viene con la mitad de su alma emocional y lo mismo ocurre con la mujer, producto de la separación original que Dioshizo de Adám, de cuyo costado sacó a la mujer.

Encontrar esa media alma es el secreto del éxito de lo contrario, no hay paz, tranquilidad, unidad, placer, emoción, intimidad emocional y espiritual en la relación.

Al encontrarse y vivir juntos y tener intimidad, ambas almas se encuentran y eso trae profunda satisfacción elevando así la espiritualidad y santidad de la pareja.

Tan profundo es el intercambio espiritual que se da en la intimidad sexual que la

fornicación está prohibida, como explica Rav Shaul que el que se une a una “ramera” un

espíritu es con ella y por tanto, el alma de la ramera pasa al creyente y viceversa. (Vea I Cor. 6:15,16).

Cuando eso sucede, se peca no solamente en el espíritu (uniendo dos almas por motivos inapropiados) sino también en el cuerpo, porque el cuerpo experimenta la invasión espiritual de todos los componentes errados de la pareja.

Intercambio de virus

Una relación íntima entre un hombre y una mujer, es una puerta abierta al intercambio de virus y bacterias. Ese intercambio cuando físico, afecta la salud, cuando espiritual, afecta el alma de la persona. El resultado de ambas cosas es la contaminación, tanto física como espiritual.

Veamos como opera esto:

Si una mujer es descuidada en su aseo personal, sus órganos sexuales pueden anidar bacterias que dañan no solamente su cuerpo, sino también el de su cónyuge.

Lo mismo sucede con el hombre. En estos casos, por la falta de higiene, tanto bucal como de los órganos sexuales, virus y bacterias penetran en los cuerpos de ambos haciendo posible el desarrollo de enfermedades muchas de las cuales son mortales, como el SIDA por ejemplo.

Preciso es pues que tanto el hombre como la mujer aprendamos a elevar todas las medidas de higiene sexual a su máxima expresión.

No deben darse relaciones sexuales en un estado de impureza. La Torah por ejemplo prohíbe la relación sexual cuando la mujer está en sus días del mes, que llamamos, según la ley judía, “nidá” o tiempo de prohibición.

En todo caso, cada vez que el esposo y la esposa tienen intimidad, sus almas se fusionan más allá de lo imaginable, al punto de ser considerados “una sola carne” (Gén. 2:24).

El resultado de eso es la Unicidad, la meta en la relación matrimonial. Debemos entender que tal meta no es fácil, aunque tampoco imposible.

No es fácil porque la mayoría de las veces, la pareja proviene de trasfondos diferentes, conceptos, culturas, filosofías y religiones diferentes y debido a que dada persona es única en su historia, educación y experiencia, unificar todos esos criterios y acomodarlos en la búsqueda del bien común sin perder la identidad propia de cada uno, no es nada fácil.

Bendito sea el Eterno que por medio de la Torah nos ofrece herramientas y alternativas válidas para reconciliar esas diferencias y trabajar de forma adecuada en ambos trasfondos a fin de establecer un marco de aceptación, tolerancia, respeto y unicidad para ambos, sin que ninguno tenga que perder, necesariamente, su identidad.

Una de esas herramientas que la Toráh nos ofrece es la práctica de la pureza familiar, como la inmersión en el agua como pieza importantísima en ese proceso.

Históricamente hablando, la mikvéh ha jugado un papel preponderante en la vida de la mujer hebrea al punto que grandes maestros y jueces de Israel afirmaron que si una comunidad solamente tiene un fondo, con dinero para construir una sinagoga, sin mikveh o una mikveh sin sinagoga, la construcción de la mikvé toma precedencia.

La palabra mikvé significa literalmente, “colección”, es una pequeña piscina o Jakuzzi que colecta agua natural caída del cielo o de un río o de un manantial de aguas.

Aunque por fuera solamente luce como una pequeña piscina o jacuzzi, en realidad es una herramienta espiritual que además de higiene, encierra el simbolismo de la pureza familiar más extraordinaria.

Aunque de esto hablaremos en nuestras próximas clases, suficiente por ahora que sepamos que la unión entre un hombre y una mujer tiene repercusiones no solamente emocionales y físicas, pero sobre todo, espirituales.

Si una mujer ha tenido relaciones con más de un hombre o un hombre con más de una mujer, el intercambio espiritual que experimentan requieren de un proceso de limpieza espiritual para que cada uno sea libre de las influencias del espíritu de la otra persona con la cual estuvo en contacto.

Con la mira de ayudar en ese proceso, preciso es consultar con el jajam o rav local a fin de establecer un plan de limpieza, liberación y restauración espiritual que le permita a la mujer o al hombre involucrados en múltiples relaciones sexuales, ser libres de la influencia del espíritu, emociones y mentalidad de la otra persona.

Conclusión:

En todo caso, el atributo de bináh que el Eterno nos ha dado, nos permitirá hacer la diferencia en cada uno de estos procesos e ir adelante en la magnífica tarea que nos ha sido confiada de mantener la pureza familiar en su máxima expresión. La próxima clase nos ayudará a comprender mejor cómo opera este proceso de purificación espiritual que es tan necesario para mantener la relación marital estable y sana y un hogar de paz, por medio de la tefilah.

Preguntas de Estudio

 1. Con la mira de desarrollar el atributo de “bináh” se requieren tres fuentes críticas que son…

1:1________________

1:2________________

1:3________________

1. Responda: “Es necesario estar en contacto con la Torah porque es ella la que

nos presenta…

2:1 La historia de Israel__

2:2 El punto de vista de Dios__

2:3 La historia de la humanidad___

2. De su MEJOR respuesta: “La mujer es capaz de aplicar “binah” con un conocimiento profundo de…”

3:1 La psicología___

3:2 La sexualidad___

3:3 La Toráh___

3. Seleccione: “Es necesario que tanto el hombre como la mujer aprendamos a elevar a su máxima expresión…”

4:1 Las medidas de higiene sexual__

4:2 Las medidas de control de la natalidad___

4:3 Las medidas de obesidad___

4. Seleccione: “La palabra mikvé significa literalmente…

5:1 Piscina___

5:2 Jacuzzi___

5:3 Colección___

5. Seleccione: “Una de las herramientas que el Eterno nos ha dado para desarrollar bináh es la…

6:1 Belleza corporal___

6:2 Pureza familiar___

6:3 Instinto de conservación___

6. Seleccione: “Si una mujer ha tenido relaciones con más de un hombre o un hombre con más de una mujer, el intercambio espiritual que experimentan requieren de un proceso de…”

7:1 Limpieza espiritual___

7:2 Higiene sexual___

7:3 Limpieza bucal___

7. Seleccione: “Es imposible cultivar “binah” desligadas de…”

 

8:1 La intimidad___

8:2 La procreación___

8:3 La Toráh___

9. Seleccione: “Cuando un hombre y una mujer tienen relaciones íntimas, en la relación hay un intercambio de…”

9:1 Esperanzas___

9:2 Almas__

9:3 Frustraciones___

10. Seleccione: “Aunque por fuera solamente luce como una pequeña piscina o jacuzzi, en realidad es una herramienta espiritual que además de higiene, encierra el simbolismo de la pureza familiar más extraordinaria”. Se trata de la…

10:1 Mida__

10:2 Midrash___

10:3 Mikvéh___

11. Seleccione LA MEJOR respuesta: “La unión entre un hombre y una mujer tiene repercusiones no solamente emocionales y físicas, pero sobre todo…

11:1 Económicas___

11:2 Espirituales ___

11:3 Sociales___

12. Seleccione: “La Torah prohíbe la relación sexual cuando la mujer está en

sus días del mes, que llamamos, según la ley judía…

12:1 Nideh__

12:2 NIdah__

12:3 Nidim__

13. Seleccione: “La meta en la relación matrimonial recibe el nombre de…”

13:1 Unidad__

13:2 Unicidad__

13:2 Unifornidad___

14. Seleccione: “Si una comunidad solamente tiene un fondo, con dinero paraconstruir una sinagoga, sin mikveh o una mikveh sin sinagoga, la construcción que toma precedencia, según la ley judía es…

14:1 La sinagoga__

14:2 El parqueo__

14:3 La mikvéh__

8

15. Seleccione: “Con la mira de ayudar en ese proceso, preciso es consultar con una autoridad espiritual a fin de establecer un plan de limpieza, liberación y restauración espiritual que le permita a la mujer o al hombre involucrados en múltiples relaciones sexuales, ser libres de la influencia del espíritu, emociones y mentalidad de la otra persona. La persona ideal para ser consultada es…”

15:1 El esposo__

15:2 La esposa___

15:3 El jajam___

16. Seleccione la MEJOR: “En el mundo occidental que define la cultura en la cual vivimos, uno de los aspectos más difíciles de manejar es el tema de la…

16:1 La sexualidad __

16:2 La sobrepoblación___

16:2 La educación__

17. En sus propias palabras, describa cuál es la idea netzarita sobre el tema del “alma gemela”. Use el espacio dado.

______________________________________________________________________

 

 

18. Desde el punto de vista netzarita, el alma del hombre es…

18:1 Inmortal___

18:2 Mortal___

18:3 Micromortal___